Camino del Éxodo III

El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas