La carta de un Beato de inicios del siglo XX

Turín, 20 de octubre de 1922 Queridos socios, En este momento grave que atraviesa nuestra Patria, nosotros católicos y especialmente nosotros estudiantes tenemos un gran deber que cumplir: la formación de nosotros mismos. Nosotros, que por gracia de Dios somos católicos, no debemos malgastar los años más hermosos de nuestra vida, como lastimosamente lo hace…

Cristificación

Reproduciendo en nosotros los misterios de la vida de Jesús